“Palabras robadas”: Los caminos de tres escritores

Con los protagónicos de Bradley Cooper y Jeremy Irons, el filme revela algunos aspectos del mundo de la literatura

FRENTE A FRENTE, BRADLEY COOPER Y JEREMY IRONS, EN UNA ESCENA DE “PALABRAS ROBADAS”

FRENTE A FRENTE, BRADLEY COOPER Y JEREMY IRONS, EN UNA ESCENA DE “PALABRAS ROBADAS”

La búsqueda del éxito literario y la falta de escrúpulos se cruzan en el camino hacia la felicidad de tres escritores en la película “Palabras robadas”, un intrincado relato con Bradley Cooper y Jeremy Irons que llega hoy a las salas locales.

Los amigos de la infancia de Bradley Cooper, Brian Klugman y Lee Sternthal (ambos guionistas de “Tron: Legacy”), dirigieron el largometraje cuyo argumento comenzaron a gestar hace más de una década.

El filme narra la historia de un escritor de éxito que lee su nueva novela ante una multitud de entregados admiradores.

En ella se narra la historia de un escritor fracasado que tiene la fortuna de encontrar un manuscrito.

Lo publica como suyo y obtiene un éxito espectacular que lo convierte en uno de los mejores escritores de su tiempo.

El autor del texto es un anciano que lo escribió durante su juventud, cuando estuvo destinado en París tras la Segunda Guerra Mundial, época en la que encontró al amor de su vida.

NUEVAMENTE ESCRITOR

A Cooper le interesó la historia ya por aquel entonces y se subió al equipo cuando el proyecto obtuvo la financiación necesaria, aunque su “caché” ya fuera otro y acabara de rodar “Sin límites”, donde interpretaba a un escritor incapaz de terminar una obra de calidad, misma premisa que en “Palabras robadas”.

“Es una coincidencia”, aseguró el actor e insistió en que ambos personajes le resultaron “muy diferentes”.

“Esta es una película sobre las elecciones que uno hace, es una gran metáfora de una bola de nieve que se va fuera de control”, explicó Klugman quien junto a Sternthal pergeñó un argumento que cuenta tres historias simultáneamente, una dentro de la otra, todas con sabor amargo.

Dennis Quaid interpretó al escritor “real” del filme, Clay Hammond, famoso y con dinero, cuya última obra trata sobre un autor con aspiraciones, Rory Jansen (Cooper), pareja de una enamorada Dora (Saldana), cuya relación se derrumba cuando éste decide plagiar un manuscrito extraviado años atrás por el personaje de Irons.

La cinta lleva al espectador a través de las angustias de los tres literatos, cada uno de ellos con una carga emocional que les aleja de un final feliz.

Una parte de la trama transcurre narrada por Irons, que evoca ya de anciano las secuencias sobre la vida de su personaje cuando era joven y escribió la obra que perdería y de la que se apropiaría Jansen. Un pasado que se encargó de encarnar Ben Barnes como si fuera cine mudo.

“Al principio no quería hacer un papel que no dijera nada porque no tendría impacto, entonces leí la historia y pensé que era fascinante, inteligente y sofisticada”, declaró el británico.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s